domingo, 17 de julio de 2016

Mirando al cielo



Puedo estar borracho pero no me he perdido,
lo que pasa es que me gusta pasear
pasito a pasito, buscando el equilibrio

y dejándome llevar.
Sólo estoy jugando a que me invento un camino
primero a saltitos, luego en espiral.

No me mire así, me está clavando un cuchillo
¿o es que no sabe jugar?
Yo seguiré mirando al cielo,

tú nunca quisiste volar,
y sólo buscas alimento
como un animal.

Puedo ser pequeño pero tengo un castillo
si te lo imaginas ya puedes entrar.
A cantar de noche me enseñaron los grillos

y sé alguna cosa más.
Yo seguiré mirando al cielo,
tú nunca quisiste volar,
y sólo buscas alimento
como un animal.

jueves, 7 de julio de 2016

Huellas y cicatrices

De sobra es sabido que las palabras se las lleva el viento. Las hay que tienen el encargo de portar grandísimas ideas y sentimientos explosivos. También las hay vagas y vacías que se disuelven en el aire nada más salir de la boca. Incluso las hay que distorsionan y falsean esa realidad que les dio origen.

La vida es una trama de hechos, lugares y personas encapsulados en momentos, en recuerdos. Lo que más persiste en la memoria es aquello que deja una fuerte impronta en el efervescente y cambiante mundo de las emociones. Siento luego recuerdo.

Todo ello me invita a pensar que nuestro sello en el recuerdo de los demás depende de esos hechos y lugares que compartimos, dibujando con nuestras palabras, más en calidad que en número, una obra irrepetible y inigualable. Algunas personas nos dejaron y nos siguen dejando una huella persistente al tiempo. Otras, por desgracia, rajaron el lienzo, robaron la pintura, rompieron el jarrón y se llevaron las flores... y huyeron a la carrera dejando tras de sí sangrantes heridas que el tiempo convertirá en cicatrices.


domingo, 26 de junio de 2016

...y la calma

Todo es transitorio y relativo.
Todo sucede por algo.
La vida continúa.
No presupongas.
Cree en tí.
Acabo de crecer un centímetro.

viernes, 17 de junio de 2016

Etiquetaje periodístico

Un hombre mata a una laborista en UK y es un perturbado con afinidad a organizaciones supremacistas (mejor si usas un término complejo que poca gente entienda a la primera).
Si un estadounidense mata a 50 gays en un club es un terrorista islámico (terrorismo e islámico como etiqueta dual con intención de asociar la una con la otra).

Uno podría pensar que no es comparable las muertes de uno y otro caso. Claro, como Timoty McVeigh de los atentados de Oklahoma, que en 1995 mató a 168 personas con 2300kg de explosivo. O el caso de Anders Behring Breivik que mató a 77 personas en Noruega en 2011. 

Ambas personas estaban relacionadas con grupos fascistas. Pero ya veis que los medios no están todo el día hablando del problema del fascismo en Europa, que lo hay. La causa principal es que el fascismo está en muchos gobiernos, en muchos estratos sociales. El fascismo no ha muerto ni mucho menos. El fascismo es política de la desigualdad y de la violencia del fuerte frente al débil. Mientras el mundo se polariza entre los inmensamente ricos y los masivamente pobres, la tele dice que el problema es Venezuela, los inmigrantes y el comunismo.